ACTIVIDAD del

Club de Montaña y Senderismo de la Universidad Complutense de Madrid

en colaboración con el Club Alpino Madrileño


  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

volver a la página principal

 

 

Salida especial puente del 6 al 9 de noviembre de 2015 

Descubriendo el Serrablo y Pico Oturia


Duración aproximada horas actividad Pico Oturia y 4 horas circuito Larrede-Oliván-Susín 

 

Dificultad: Tres estrellas

 

Como se ha indicado de su contigua comarca del Sobrepuerto (que será objeto de una próxima actividad dentro de este ciclo sobre los rincones desconocidos del Alto Aragón que iniciamos el pasado Mayo con la actividad "Descubriendo la Jacetania)... "andar por el Serrablo es entrar en un santuario que esconde uno de los secretos mejor guardados de la historia del  Alto Aragón: sus pueblos deshabitados"...

A lo largo de la Edad Media se entendió por Serrablo las tierras que se extendían entre el condado de Aragón y el de Sobrarbe, tierras que dependieron del waliato de Huesca y que fueron cristianizadas, a mediados del siglo X, con la fundación de varios monasterios como el de Cercito o el importantísimo de San Andrés de Fanlo. La zona serrablesa, comarca mozárabe sin lugar a dudas, fue anexionada por Sancho el Mayor (año 1018) y será adscrita al primitivo territorio que pasará a formar el reino de Aragón en 1035 .

El grupo en que se ha encuadrado esta actividad ("senderismo cultural") representa un concepto y no debe llevar a error puesto que en el curso de la misma vamos a ascender al Pico Oturia ( 1921 m ). Ascensión sin dificultad técnica pero sí exigente por el desnivel ascendido

Además de las visitasa las ermitasde románico mozárabe de estilo lombardo del siglo XI también vistaremos el museo etnográfico Angel Orensanz y Artes del  Serrablo que se inauguró en 1979 y desde entonces ha continuado con su labor de recuperación y difusión de la cultura tradicional de esta zona, mediante la organización de numerosas actividades y la publicación de libros y revistas sobre el tema. En 1980, el antropólogo Julio Caro Baroja recorrió las instalaciones y afirmó que, dentro de sus límites, era el mejor museo etnográfico que había visitado.



 



 













 






 

Apuntarse a esta actividad