ACTIVIDAD del

Club de Montaña y Senderismo de la Universidad Complutense de Madrid

en colaboración con el Club Alpino Madrileño

 

 

 


    

                                                               

 

 

 

 

 

 

 

 

 

volver a la página principal

 

 

 

10 de marzo de 2012

UNA DE ROMANOS - VALLE DE LA FUENFRÍA 


 

Duración aproximada: 5 horas

Dificultad: Tres estrellas

 

Únicamente el puerto de la Fuenfría y el puerto de Navacerrada permiten cruzar la Sierra de Guadarrama sin necesidad de superar ningún otro paso de montaña. La singularidad del puerto de la Fuenfría es que --al contrario de lo que ocurre con el puerto de Navacerrada-- se accede a él a través de un valle en relativamente suave pendiente. Es por tanto el paso natural por excelencia entre la submeseta norte y la submeseta sur, entre el valle del Duero y el valle del Tajo.

Este hecho ha determinado que desde la antigüedad, el Valle de la Fuenfría haya gozado de cierta concurrencia. Por sus dominios discurren multitud de caminos: una calzada romana (vía XXIV Iter ab Emerita Cesaraugusta), caminos carreteros, una cañada empedrada borbónica (ordenada construir por Felipe V para acceder al Palacio de la Granja), un buen número de sendas montañeras perfectamente trazadas y balizadas, y hasta una moderna carretera, la llamada "carretera de la República", que curiosamente se empezó a construir en 1930, durante la dictadura de Primo de Rivera.

Para poder conocer tan diferente tipología de vías de comunicación, arrancaremos nuestro recorrido en la Colonia de Camorritos, desde donde ascenderemos la trabajosa Vereda de las Encinillas hasta alcanzar la pradera de Navarrulaque, lugar en que cruzaremos la carretera de la República y la propia pradera de Navarrulaque, para localizar una magnífica senda montañera (la llamada "senda Victory"), por la que descenderemos hasta la Ducha de los Alemanes, pintoresco paraje próximo a la parte baja de la carretera de la República. Localizaremos entonces el trazado más comúnmente admitido de la Vía XXIV hasta alcanzar el puerto de la Fuenfría.

Desde el puerto de la Fuenfría descenderemos un breve trecho de la calzada borbónica hasta encontrar uno de los caminos más tradicionales del valle, el llamado Camino Viejo de Segovia, que desciende por la parte más soleada del valle en un precioso trazado con pendiente sostenida, y que algunos consideran documentadamente el verdadero trazado de la Vía XXIV.


Apuntarse a esta actividad